lunes, 27 de junio de 2016

EL NIÑO TRISTE


Todos sabemos que los gestos y palabras de consuelo
 ayudan a aliviar el dolor y la pena.
Os dejo un artículo de la psicoterapeuta, Susana Munier, quien lleva  más de diez años trabajando en Sevilla.
Espero que os pueda servir de ayuda en caso de necesitarla.
Un beso con achuchón. 

Imagen tomada de internet
Un niño estaba apenado
y desolado lloraba,
agachaba la cabeza
y la cara se tapaba.

Pasó por allí una niña,
y al ver que estaba tan triste,
sin palabras de consuelo
solo acertó a sonreírle.

Tocó con la mano su hombro,
y se quedó allí callada,
y aunque el niño no le habló,
su llanto a la vez cesaba.

Cuento registrado en el Registro de la Propiedad Intelectual

Mi hijo está triste ... ¿Cómo puedo ayudarlo?

Padres, ya no tengan miedo de ver a sus hijos abrumados por sus emociones. Ya sea miedo, rabia, o incluso tristeza ... lo acompañarán durante toda su vida, por eso es mejor no considerarlos como enemigos. Sobre todo porque las emociones no son ni más ni menos que reacciones fisiológicas del organismo. Estas son las herramientas de las que dispone nuestro cerebro para adaptarse a nuestro entorno. No confundir con sentimientos (como los celos, nota del editor)  que son elaboraciones mentales a partir de una o más emociones, explica la psicoterapeuta Susana Munier, explica la psicoterapeuta Susana Munier, quien lleva 10 años trabajando en Sevilla con la depresión.   Excepto que en los niños, el cerebro aún no tiene la madurez para regularlos. Rápidamente se ve invadido. Tampoco tiene la posibilidad de ubicarse en el tiempo y, por lo tanto, experimenta sus emociones solo en el momento presente. Como resultado, a menudo se siente indefenso porque quiere que su hijo esté sonriendo todo el tiempo.

Disminución de la dieta y pérdida de entusiasmo.

"Esto es lo que llamamos una emoción silenciosa", nos dice sin rodeos Susana Munier. La tristeza es la condición para aceptar algo que no se puede cambiar. Puede desencadenarse por la separación, pérdida o distanciamiento. El niño que está triste está asimilando una situación dolorosa. Físicamente esto se traduce en una disminución de la velocidad, una pérdida del entusiasmo, del deseo, el cuerpo se enrosca sobre sí mismo. También puede ir acompañado de llanto ”, dice. 

Pero tenga cuidado de no entrar en pánico sin motivo: "Antes de los 4 años, e incluso hasta los 7, el niño es uno con su emoción. De repente, si está triste, estará triste infinito, pero tal vez unos minutos más tarde estará feliz. Las emociones reales sólo duran unos segundos, unos minutos ”, explica el terapeuta. En cambio, si el niño permanece triste durante dos horas, seguramente es que está reprimiendo otra emoción.

Además, no todo el mundo está triste por las mismas razones: “Algunos niños estarán tristes después de estar decepcionados, otros después de perder algo que querían”, dice. Pero una cosa es cierta, por parte de los padres solo se necesita una solución: tienes que consolar a tu hijo. Excepto que no siempre sabemos cómo hacerlo. Primero, debes identificar el motivo de tu tristeza. Entonces, sobre todo, no reprimas tu llanto. "A pesar de nuestra experiencia personal, seguimos imaginando que el niño que llora siente dolor. En cambio, se está liberando de su sufrimiento. En cambio, anímelo con palabras simples: 'Es difícil. .. ',' estás realmente muy triste por ... ',' es triste pensar que nunca volveremos a ver a alguien '

Finalmente, sepa que un padre feliz le transmitirá este sentimiento a su hijo. "El amor y la alegría son de hecho la base para el crecimiento del individuo, confirma el psicólogo. Cuando ya no sientes alegría, la vida no tiene sentido. Así que no le temas. Expresa gritando, saltando, abrazando a tus hijos, haciéndolos saltar en el aire. La alegría es un intercambio físico. Cuanto más miramos a nuestros hijos, más sonreímos, más jugamos con ellos, cuanto más estemos en contacto con ellos, más felices serán. Y no olvides, ¡nunca decimos demasiado 'te amo'! ”

Susana Munier

12 comentarios:

  1. Pues sí, a veces solo la cercanía nos puede ayudar a superar la pena :) ¡Qué linda manera de expresarlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos en algún momento hemos necesitado consuelo y sabemos lo mucho que significa.
      Muchas gracias.
      Un abrazo Martes de cuento

      Eliminar
  2. ¡Qué tierno, Marisa!! A veces sobran las palabras pero necesitamos la cercanía.
    Un biquiño forte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está claro, muchas veces un gesto dice más que las palabras.
      Gracias Anabel.
      Un bico forte

      Eliminar
  3. Como te decía antes como anónimo, es un poema que me ha transmitido mucho en muy pocos versos. Dulzura, afecto, empatía, apoyo, compañía...elementos fundamentales en las relaciones humanas y que en los niños se manifiesta de forma innata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario Evangelina Molina. Tienes razón cuando dices que en los niños se manifiesta de manera innata. Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡Hermoso y emotivo, Marisa!
    Así también un comentario es compañía y se convierte en una mano sobre el hombro. ¿Sientes las mías?
    Cariños,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí Sara, los comentarios son compañía, y siempre una mano en el hombro.
      Muchas gracias por el de hoy.
      Un besazo

      Eliminar

LEER ES HACERSE CULTO, LEER ES HACERSE SABIO, LEER ES MÁS QUE UN ENTRETENIMIENTO, LEER ES UN PLACER.
SI LOS BURRITOS LEYERAN SE CONVERTIRÍAN EN CABALLOS DE RAZA.
SI LOS GUERREROS LEYERAN POESÍA SE CONVERTIRÍAN EN ANGELITOS SIN ALAS.

Gloria Fuertes

Me llamo

Mi foto
Nací en Segovia, el 28 de septiembre de 1959. Soy la autora de los libros de cuentos y poesía infantil: Fantasía en Poesía, UniVersos, Los Cucusillas (publicado por editorial Ramaraga Cuentos, Villena, y editorial Trillas de Méjico), La Rosa y la Hormiga (publicado por la editorial argentina Aquetejuegouncuento), El oso Pomposo, Waldo, el lagarto con zapatos, Poeducto de Segovia. Participo en Adviento de cuento, Fundamentales y Contigo en el cole (de la editorial Tres patas y pico) y en Érase una vez (editado por la Diputación de Albacete). Colaboro en los libros solidarios:Miradas con alas, Lo pequeño es grande y Biblioteca de sueños. Colaboro semanalmente con la revista digital Guía Infantil desde el año 2015. Mis cuentos y poesías están en editoriales y plataformas educativas de todo el mundo.

Entradas populares