viernes, 11 de abril de 2014

EL MANDRIL MALHUMORADO


También hay personas 
que con su malhumor nos apartan de su lado.
Espero que os guste.
Un beso con achuchón
Imagen tomada de Internet


En la selva hay un mandril
de nariz muy colorada,
siempre está malhumorado,
siempre por algo se enfada.

Por los bosques de papiros,
se ha acercado hasta el pantano
buscando para jugar,
a un orangután enano.

Como siempre está enfadado
no quiere jugar con él,
y al verlo llegar aprisa
corriendo se va a esconder.

Cuento Registrado en el Registro de la Propiedad Intelecctual

EL LEÓN Y EL COCODRILO

No le dejan dormir tranquilo.
Espero que os guste.
Un beso con achuchón.

Imagen tomada de Internet

Con un calor sofocante
busca descanso un león,
y a la ribera del río
a la sombra se tumbó.

Al poco rato tranquilo
muy dormido se quedó,
apareció un cocodrilo
y callado le miró.

“Es mi lugar de descanso”
molesto para sí pensó,
y acercándose despacio
dio vueltas a su alrededor.

Se escondió detrás de un árbol
y empezó a tirarle piedras,
para que se despertara
y de su rincón se fuera.

Tiró una, tiró otra,
hasta en la oreja le dio,
pero el león muy dormido
tan solo refunfuñó. 

El cocodrilo enfadado
quiere tumbarse a la sombra,
y sigue tirando piedras,
a la cabeza, a la cola…

Se mueve el león molesto
abre un ojo sin mirarle,
y cambiando de postura
duerme sin enterarse.

Apuntando el cocodrilo
lanza muy fuerte la piedra,
esta vez le ha despertado
le ha hecho daño en la cabeza.

Se levantó dolorido
y aunque allí las piedras vio,
pensó que fue una culebra
o que un bicho le picó.

Metió la cabeza en el agua
para aliviar su dolor,
y de paso refrescarse
¡hacia tanto calor! 

Apareció el cocodrilo
y a la sombra se tumbó,
como si nada supiera
los buenos días le dio.

Cuento Registrado en el Registro de la Propiedad Intelectual

miércoles, 9 de abril de 2014

EL COCODRILO GIGANTE

A veces las apariencias engañan.
Con este poema los niños aprenderán valores
como el de la empatía y la solidaridad.
¿Quieres saber cómo? Descubre qué le ocurrió al cocodrilo, un animal al que todos temían pero al que terminaron ayudando para calmar su dolor.
Imagen tomada de in ternet
Descansando en una piedra
un cocodrilo dormía,
siempre se encontraba solo
pues su tamaño temían.

Eran tan grandes sus dientes
tan enormes sus encías,
que nadie se le acercaba
temiendo perder la vida.

El  cocodrilo era bueno
y le causaba dolor,
que los demás animales
le tuvieran tal terror.

Un perezoso lo mira
desde un árbol, en lo alto
acomodado en el tronco,
un rato lleva observando.
 
Abre sus ojos despacio,
mira y lo vuelve a mirar,
ve al enorme cocodrilo
su mandíbula cerrar.

De repente al cocodrilo
le empieza a doler un diente,
se está poniendo nervioso
y se remueve impaciente.

El perezoso lo observa,
siente su enorme dolor,
mas su cordura conserva
y tiene mucho temor.

El cocodrilo se mueve,
se retuerce con furor,
y con la fuerza que tiene
causa en la tierra un temblor.

El perezoso asustado
lo mira con compasión,
de un lado a otro se mueve
con gran desesperación.

Un elefante se acerca
alarmado por los ruidos,
extendidas las orejas
al perezoso le ha oído.

El cocodrilo de panza
con el dolor no se entera,
que desde fuera lo miran
y ven que se desespera.

El perezoso muy lento
ha empezado a descender,
con su trompa el elefante
lo ha bajado donde él.

Poco a poco se le acercan,
y estando a su lado ya,
el reptil abre su boca
y el diente le ven sangrar.

Con su trompa el elefante
engancha muy bien el diente,
tirando con mucha fuerza
el perezoso lo siente.

El alivio, ahora ha sido,
el alivio, ahora siente,
lo ha notado el cocodrilo
casi inmediatamente.

Los tres están muy contentos
después de lo sucedido,
sobre todo el cocodrilo
que los mira agradecido.

Les cuenta toda su vida,
cuánto era su dolor,
de nuevo les da las gracias
por superar su temor.

Juntos a tomar el sol
al cocodrilo acompañan,
dándose cuenta, que a veces,
las apariencias engañan.


Cuento registrado en el Registro de la Propiedad Intelectual.

lunes, 7 de abril de 2014

EL COLOR DEL CORAZÓN

Todos somos iguales
sea cual sea el color de nuestra piel.
Espero que os guste.
Un beso con achuchón.
Imagen tomada de Internet

Unos niños de la calle
con crueldad y gran dureza,
se burlaron de una niña
por su piel oscura y negra.

La niña llena de rabia
sintiendo mucho dolor,
restregó su piel con fuerza
para quitar su color

Su madre con gran ternura
su carita acarició,
y secándole las lágrimas
abrazándola le habló:

“Esos niños de la calle
que desprecian tu color,
aunque tengan la piel blanca
tienen negro el corazón”

No llores más mi pequeña
mi angelito de color,
no olvides que lo importante
es tener buen corazón.

Cuento registrado en el Registro de la Propiedad Intelectual.

sábado, 5 de abril de 2014

ABNER

Abner leyó mi poema de "Los ratones revoltosos"
y en agradecimiento le he hecho el protagonista de mi nueva poesía.
Espero que te guste flaquito.
Un beso con achuchón.

Imagen de Mara Velez Jasso

Entre robots y transformers
Abner se siente feliz,
le gustan los superhéroes,
quiere tocar el violín.

Además es un artista,
le gusta mucho pintar
lo que le enseña su abuelo,
también aprende a soñar.

Hace esculturas con arte
y gran imaginación,
tiene cientos de carritos,
por toda su habitación,

A su mamá quiere mucho,
pero al llegar su papá,
salta deprisa a sus brazos
y no lo deja escapar.

Es como el ajonjolí
quiere enterarse de todo,
siempre mete la nariz
los dedos, manos y el codo.

A dormir se va con Puppy
y otros tres perritos más,
todos duermen en su cama
¡Y los cuatros son igual!

Por la noche lo acompañan
las huellas de dinosaurio,
libros, robots y muñecos
son parte del escenario.

No soporta la injusticia
y le gusta recitar,
pero siempre desafina
cuando se pone a cantar.

¡Abner es muy especial!


Cuento registrado en el Registro de la Propiedad Intelectual


Imagen de Mara Velez Jasso

Leyendo mi  cuento.
Gracias Abner, esa carita  tan sonriente me hace muy feliz.

jueves, 3 de abril de 2014

ARANZA

Con muchísimo cariño para Aranza,
Espero que te guste.
Un beso con achuchón campeona


Imagen de Ale González


Desde muy pequeña Aranza
juega muy bien al balón,
regatea como nadie
cuando va a meter un gol.

Es popular entre todos
por ser buena futbolista,
en la escuela la conocen
 por ser simpática y lista.

Es coqueta y muy traviesa,
y siempre peina sus rizos
mirándose en el espejo
mientras que baila con ritmo.

Con su muñeca Lulú
le gusta jugar en casa,
y da muchos achuchones
a su hermanita Constanza.

Cuando llega de la escuela,
siempre la oye la vecina,
va gritando por la casa
del salón a la cocina.


¡Aranza es muy divertida!

Cuento registrado en el Registro de la Propiedad Intelectual

miércoles, 2 de abril de 2014

ABNER JOSÍAS Y LOS RATONES REVOLTOSOS

Hoy me ha llegado un bonito regalo.
Abner Josías Torres Velez,
recitando mi cuento.
Gracias Abner ¡Me encanta!
Un beso con achuchón.


Vídeo de Mara Velez Jasso
LEER ES HACERSE CULTO, LEER ES HACERSE SABIO, LEER ES MÁS QUE UN ENTRETENIMIENTO, LEER ES UN PLACER.
SI LOS BURRITOS LEYERAN SE CONVERTIRÍAN EN CABALLOS DE RAZA.
SI LOS GUERREROS LEYERAN POESÍA SE CONVERTIRÍAN EN ANGELITOS SIN ALAS.

Gloria Fuertes

Me llamo

Mi foto
Nací en Segovia, el 28 de septiembre de 1959. Soy la autora de los libros de cuentos y poesía infantil: Fantasía en Poesía, UniVersos, Los Cucusillas (publicado por editorial Ramaraga Cuentos, Villena, y editorial Trillas de Méjico), La Rosa y la Hormiga (publicado por la editorial argentina Aquetejuegouncuento), El oso Pomposo, Waldo, el lagarto con zapatos, Poeducto de Segovia. Participo en Adviento de cuento, Fundamentales y Contigo en el cole (de la editorial Tres patas y pico) y en Érase una vez (editado por la Diputación de Albacete). Colaboro en los libros solidarios:Miradas con alas, Lo pequeño es grande y Biblioteca de sueños. Colaboro semanalmente con la revista digital Guía Infantil desde el año 2015. Mis cuentos y poesías están en editoriales y plataformas educativas de todo el mundo.

Entradas populares